Tenemos tantos testigos… y no nos dejamos convencer! Todo tenemos que tocarlo con nuestras manos, verlo con nuestros ojos… y a nuestro alrededor hay tanta bondad, tanta gente que cree en Ti, que trabaja para el Reino sin hacer ruido!
Sin que hablen, sin que pronuncien, sin que resuene su voz, como dice el salmo 18… dan la vida día a día porque te aman, Señor.

Que yo sepa descubrir a los muchos Lázaros que hay a mi alrededor, Señor; dame un corazón lleno de misericordia.

Y a ti, ¿qué te dice Jesús en el Evangelio de hoy?